Sabiduria

El saber cotidiano, también llamado saber emocional, es lo que da sentido a nuestras vidas. No hablamos de erudición, hablamos de la capacidad de sacarle partido a la vida, de encontrar esos espacios de disfrute y felicidad, provocando y gestionando experiencias positivas.

Sin duda, el hogar es donde mejor podemos desarrollar esta sabiduría de baja intensidad pero positivos resultados.